Estatua de la Sagrada Familia

Hemos reunido en esta categoría las estatuas de la Sagrada Familia en venta en nuestra tienda religiosa. En la variada oferta de estatuas de la Sagrada Familia de Nazaret que proponemos, debe encontrarse la que más le convenga. Sin embargo, si ninguna de las estatuas de la Sagrada Familia le complace, no dude en ponerse en contacto con...

More

Estatuas de la Sagrada Familia 

There are 16 products.
Showing 1 - 16 of 16 items
Showing 1 - 16 of 16 items
Beginning

... nosotros, podemos ofrecerle otras.
Una estatua o estatuilla de la Sagrada Familia es un regalo ideal para una boda o un aniversario de bodas, 10 años o bodas de plata. En los tiempos difíciles en que vivimos, donde la familia, la célula fundamental de la sociedad, está siendo atacada por todos lados, es importante que las familias que desean ser fieles al plan de Dios se pongan bajo la protección de la Sagrada Familia de Nazaret. Una estatua de la Sagrada Familia entronizada en el rincón de oración de la casa, recordará a toda la familia un modelo para seguir y atraerá sobre todos la poderosa ayuda de Jesús, María y José.
Podemos sorprendernos de que la familia de Nazaret se presente como un modelo para las familias, porque podemos preguntarnos con razón si María y José estaban realmente casados ​​pues habían hecho voto de virginidad. Para responder a esta pregunta con claridad, debe tenerse en cuenta que en el matrimonio existen dos perfecciones:

  • La primera consiste en la unión indisoluble de las almas en la que cada uno se compromete en mantener una fe inviolable a su cónyuge; entre María y José, hubo esta unión y fidelidad en un alto grado, tanto como podría estar en nuestros matrimonios. El amor que unió a María y José fue un verdadero amor auténticamente conyugal y virginal, símbolo de la unión de Cristo y de la Iglesia, virgen y madre. Así pues, desde este punto de vista hubo un verdadero matrimonio entre María y José, modelo eminente para ofrecer a todas las familias.
  • En cuanto a la segunda perfección, que se cumple por la unión carnal que engendra a los hijos, el matrimonio de María y José no la experimentó. Pero esta perfección se cumple también en la educación de los hijos, y por consiguiente, se verificó en la educación de Jesús como hijo de María y José.

Desde luego, en el matrimonio de María y José encontramos los tres elementos esenciales del matrimonio cristiano: fidelidad, descendencia y amor.

Back